Tus manos son sensibles al Alcohol en Gel, guía de cuidados fundamentales

En el instante que vivimos, lavarse las manos es una de las medidas mucho más eficaces para evitar el contagio, pero el exceso puede terminar siendo perjudicial para nuestra piel.

La piel de las manos se encuentra dentro de las zonas del cuerpo mucho más expuestas a las agresiones externas, como tienen la posibilidad de ser el sol, el calor, la sequedad o el contacto con artículos químicos que tienen la posibilidad de ser nocivos. Es asimismo una piel en especial fina y delicada, y dónde antes se siente el paso de los años: se reseca, pierde solidez, se muestran manchas, se vuelve áspera, avejenta antes de tiempo, pero para evitarlo hay que mimarla bastante, dedicarle toda nuestra atención y las mejores curas diarias, dentro y fuera de casa.

Y en especial a lo largo de estas semanas de confinamiento. Lavarse las manos frecuentemente se encuentra dentro de las medidas más eficientes para eludir el contagio, pero un exceso en la higiene puede terminar siendo perjudicial para esta piel tan sensible. Los geles de alcohol, tan de modo hoy, como el agua con jabón arrastran la capa de grasa que cubre la piel y esta se reseca, al quedar sin su barrera protectora natural, que es bueno para el virus, pero no para nosotros.

Por este motivo te proponemos unos consejos expertos para resguardar tus manos, y mantenerlas en siempre suaves, saludables y llenas de vitalidad.

  1. Lávate las manos con jabones suaves, que respeten el pH de tu piel.
  2. Usa agua tibia o fría, en tanto que el agua ardiente ayuda a la deshidratación de la piel y después de forma cuidadosa sécalas completamente, ya que la humedad no es buena.
  3. Aplica una crema humectante después de cada lavado (así sea con agua o con alcohol) y al finalizar el día, ya que el sueño estimula la absorción de nutrientes.
  4. Usa guantes siempre que vayas a efectuar labores domésticas, y de este modo eludir el contacto con limpiadores, jabones y otras sustancias tóxicas que resecan la piel.
  5. Es bueno realizar una exfoliación semanal, para así remover la capa de células muertas de la piel, culpables de esa sensación de aspereza, que nos enfada.
  6. Si deseas tener unas uñas fuertes, una piel saludable y muy hidratada, bebe abundante agua, entre 2,5 y 2 litros al día y también intenta mantener una dieta rica en verduras y frutas.
  7. Tus hábitos de higiene en las uñas son una prioridad, no olvides limpiarlas en hondura, y cortarlas. Las uñas largas tienen la posibilidad de acumular suciedad y transformarse en un refugio para el virus.
  8. Por último, es muy recomendable que en estos días tomes el sol por lo menos quince minutos diarios, para acrecentar tus niveles de vitamina D, sin olvidarte de usar una buena protección del sol.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas Entradas