Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Taylor Swift a lo largo de los años: moda y música unidas.

Hace más de una década que la artista estadounidense, Taylor Swift, saltó al ojo público con su primer álbum homónimo de estilo country, que le serviría para catapultarse hacia la popularidad y para transformarse en todo un referente.

Al inicio de su carrera, y en los posteriores años, Swift siempre demostró un estilo único, lleno de feminidad y facilidad. Ha usado prendas de temporadas anteriores, pero proporcionándoles un toque actual que han convertido sus looks en combinaciones perfectas

Artista y referente estilístico

Durante estos años pudimos apreciar una evolución destacable tanto en la propia Taylor, como en su música y en su estilo de vestir. Estos 2 últimos siempre han ido de la mano, reflejando por medio de ellos los pensamientos y también intenciones, aun los estados de ánimo por los que iba atravesando la artista.

La música no es el único elemento que utiliza la habitante de Estados Unidos para mencionarle al mundo quién es y qué es lo que pasa en su historia, ya que también se sirve de la moda para reivindicar su identidad y el instante en el que se encuentra. De ahí que, por lo que en todos y cada “era” apreciamos un estilo diferente.

Diva del country

En sus comienzos en el country – Taylor Swift, Fearless, – optaba más por lo natural -rizos al aire, tonos neutros, maquillaje sencillo, vestidos naífs con vuelo, y botas de cowboy. Dejaba entrever un aura angelical y dulce tan característico de la artista en sus primeros pasos en la industria.

Con Speak Now ascendió como mucho prominente. La novia de América alcanzó el principio de las listas de éxitos con una estética pin-up, y un estilo mucho más romántico, atractivo y tradicional, con vestidos de vuelo con un aire principesco.

Todo al rojo

En 2012, alcanzó su madurez estilística en el momento en que publicó su cuarto álbum Red, temporada en la que cambió su estilo personal hacia algo mucho más vintage, introduciendo en su armario camisas marineras, shorts de tiro alto, manoletinas, sombreros – el bombín negro se convirtió en una señal de identidad de este periodo de tiempo -, diademas y faldas plisadas o a lápiz. Todo unido al característico labial colorado y el eyeliner que siempre lucía, la hacían parecer mucho más adulta, y mucho más glamurosa, al estilo hollywoodiense.

Clásica y chic

El siguiente álbum, 1989 cambió de registro, y rompió terminantemente con el country, para dejar paso a un estilo un tanto mucho más comercial como el pop. Le sirvió para llamar la atención de la crítica musical y, pasar a ser considerada la reina de este género. Su carrera se afianzaba, y su estilo – que sumaba minifaldas de silueta trapecio, crop tops y vestidos cut out-, mucho más aún. Eternamente especial, femenina, hot y audaz.

Viste un vestido mini en color negro, con espalda descubierta y unos tacones de aguja de pedrería multicolor

La víbora como sello personal

Tras varios meses de ausencia, la música reapareció tras las distintas polémicas que la perseguían – discusiones con Kanye West, el clan Kardashian y, su exnovio Calvin Harris-, y la llevaron a un aislamiento popular que invirtió en la creación de su sexto álbum Reputation.

Este intervalo de tiempo se tiñe de negro, su estilo se regresa más belicoso, tenebroso y salvaje. Afirma adiós al romanticismo ecléctico de las etapas pasadas, y da la bienvenida a las tonalidades oscuras, los toques metálicos, corsés, medias de rejilla y botas altas, a la misma vez que añade sudaderas, animal print y lentejuelas. La serpiente se convirtió en el símbolo más especial de esta etapa – Kim Kardashian utilizo este animal para lanzarle odio mediante Instagram, pero la cantante lo transformó en su sello primordial -.

Vemos como utiliza un body negro de manga larga y brillibrilli.

Luz y color

Dos años más adelante, en 2019, lanzó Lover, un disco lleno de color, alegría y optimismo que rompía de lleno con la estética gótica de Reputation, tanto en la sonoridad como en la forma de vestir de Swift. Los colores interesantes y vistosos del arcoíris, el tie dye y los tonos pastel adornan sus trajes. La ilusión y el romanticismo vuelven a la artista, la fantasía y el optimismo caracterizan esta época.

Luce un diseño vaporoso de J.Mendel rosa y amarillo pastel

Solo quiero tranquilidad, gracias.

 Lo último que ha publicado la artista han sido 2 discos –Folklore, evermore– que brotan de la experimentación de nuevos sonidos más relajados, campestres y rurales. Recobra esa facilidad de sus principios para mostrar sus sentimientos mucho más profundos y verdaderos. Observamos mucha más melancolía y madurez en estos proyectos, y para la estética visual de los mimos Swift se ha servido del código cabincore, protagonizado por una estética más campestre, con sobrecamisas o abrigos de cuadros, botas de montaña, colores neutros y por la búsqueda de una tranquilidad conseguida durante la cuarentena -en el momento en que se escribieron y producidos estos álbumes-.

Lleva un abrigo de cuadros y un vestido midi color beige

También te puede interesar:
https://mujerzona.com/kitty-spencer-es-la-nueva-embajadora-global-de-dolce-gabbana/
https://mujerzona.com/la-historia-de-los-tacones-que-marilyn-monroe-encargo-a-medida-a-salvatore-ferragamo-y-de-los-que-nunca-se-separo/
https://mujerzona.com/conoce-las-tendencias-en-chaquetas-para-2021/


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *