Nicole Kidman celebra el 20 Aniversario de Moulin Rouge

Un clásico moderno que no solo resucitó el género musical en el cine, sino que asimismo convirtió a la actriz en la estrella que es hoy.

Hace 20 años se estrenó en el cine el último gran musical considerado un tradicional del cine. Hablamos, por supuesto, de Moulin Rouge, una película del australiano Baz Lurhmann que resucitó del olvido un género que durante décadas había entrado en caída. En verdad, para bastantes su único contacto con esta clase de géneros en la gran pantalla eran las películas animadas de Disney. El resto del público, sencillamente, prefería ignorar esos títulos en los que sus personajes principales cantaran sin fundamento aparente.

Pero todo cambió aquel 2 de junio de 2001 en el momento en que se estrenó en el festival de Cannes esta superproducción barroca en fondo y forma que, tirando de enormes éxitos del pop y el rock, y también incluyendo algunos temas originales, transformaba a La Traviata de Verdi en un delirio capaz para las nuevas generaciones que acudieron en masa a las salas para emocionarse con la trágica historia amorosa de Satine y Christian.

Un jalón que no habría sido viable sin la participación en el filme de 2 estrellas de la época como Nicole Kidman y Ewan McGregor, que se publicaron con los ojos cerrados a un proyecto que podría haber acabado para toda la vida con sus carreras (a inicios de los 2000 un sonado fracaso en taquilla podía mandarte al paro para toda la vida), pero que acabó siendo entre los primeros enormes éxitos cinematográficos del recién estrenado siglo XXI.

Con razón el día de hoy Nicole Kidman ha amado acordarse de esta cinta que, a pesar de que con el tiempo ha encontrado varios detractores, sigue siendo objeto de culto para miles de individuos. Para ella la primera si hacemos caso del cariño con el que charla de la película en su última y emotiva publicación en Instagram, donde comparte múltiples fotografías de la época en compañía de McGregor.

“Estos son algunos de mis recuerdos favoritos de Moulin Rouge, cuyo 20 aniversario es mañana”, escribe la actriz que, como curiosidad, debió grabar algunas escenas de la cinta en La capital española porque había que repetirlas meses tras acabar el rodaje y ella estaba ya trabajando en Los otros, de Alejandro Amenábar.

“Lo más esencial en la vida es sencillamente querer y ser amado a cambio”, concluye recordando una de las frases que se dicen en el largometraje. Algo en lo que están de acuerdo compañeras y amigas como Kylie Minogue, que asimismo hace un cameo en la película como Hada Verde y que detalla a Kidman como “un icono” en los comentarios.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas Entradas