Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

La leche y su importancia en la alimentación escolar

El excelente aporte nutritivo de la leche

La ingesta de Leche provoca que este sea el alimento esencial en los planes de nutrición escolar, en tanto que la disponibilidad de los nutrientes en la leche y su simple asimilación por el organismo humano lo ponen en la cima de estos programas.

En forma de ejemplo se puede citar la excelente calidad de sus proteínas y el prominente valor biológico de estas, la predisposición del calcio, el aporte de Vitaminas A, D, Y también, K presentes en la grasa láctea y que juegan un papel preponderante en el fortalecimiento de huesos y dientes, aparte de las Vitaminas del grupo B que están ligadas al desarrollo y la fijación de minerales. Este extraordinario valor sobre nutrición la transforma en un alimento único.

Minerales y micronutientes

La fortificación o adición de minerales y micronutrientes distintas o iguales a los que tiene la leche, la transforma en un vehículo muy correspondiente para llevar a cabo programas de erradicación de la desnutrición, como sucede en muchos programas que se pusieron en marcha en América Latina y en el planeta. La leche es un alimento fundamental en el combate de la obesidad infantil, patología que de la misma la desnutrición, afecta a millones de pequeños del conjunto de naciones y de todo el mundo.

La leche y su importancia en la alimentación escolar

La leche optimización la salud de los estudiantes, promueve la asistencia a la escuela y es aporta un beneficio para los desenlaces académicos con buena nutrición. Complementariamente a esto, los programas de nutrición escolar que tienen dentro leche promueven el hábito de su consumo en un largo plazo, lo que favorece a los individuos y a la sociedad por norma general.

Beneficios

Estos beneficios convierten a la leche en un aliado importante para la familia, la salud, la nutrición y la educación. La promoción del consumo de la leche en la niñez debe ser un compromiso de progenitores, docentes, productores y comercializadores de leche, la sociedad civil y el gobierno. Es por lo tanto una tarea de todos, en beneficio de la salud de nuestros niños.

En América Latina existen diversos ejemplos del encontronazo positivo que ha tenido la implementación de un programa de vaso de leche escolar.

 Los pequeños y adolescentes en edad escolar deben tener una alimentación saludable y variada, donde se debe incluir la totalidad de los alimentos que aconsejan las distintas guías alimenticias en todo el continente, por lo que es importante considerar las porciones recomendadas de consumo diario de cada tipo de alimento.

Recomendaciones de consumo de lácteos diarias

  • Niños y niñas:
    • 1-3 años: 2 porciones.
    • 4-8 años: 3 porciones.
  • Pre–adolescentes y adolescentes:
    • 9 -18 años: 3 a 4 porciones (3 como mínimo, lo ideal 4).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *