Ir a la Oficina vestida con estilo

Levantarse cada mañana para proceder a trabajar es un rollo. Por mucho que te agrade tu profesión o te vaya genial, las sábanas pesan tratándose de madrugar. Pero si hay algo que nos incentiva para proceder a la oficina cada día, es comprender que toca elegir el modelito que nos vamos a poner. ¿Un polo con un pantalón ancho? ¿Un vestido mini con deportivas? ¿Mejor un grupo de tweed de la nueva temporada de Zara? Tener presentes algunas nociones te va a ayudar a vestirte, a sentirte bien y es posible que a vencer.

Lo admitimos, para las fashionistas, los corredores de la ofi son nuestra pasarela especial y los compañeros, el público. Pero aun para las adictas a la tendencia como nosotras, en ocasiones se nos hace bola el pensar en conjuntos diferentes y, al final, llevamos siempre lo mismo. O sea, un jersey y unos vaqueros, que ocasionalmente están bien, pero jamás como traje, ya que no debemos subestimar el efecto que un óptimo outfit puede tener en nuestro humor. Sentirnos guapas nos ayuda a reunir el valor en el momento de solicitar un incremento, de ocasionar una aceptable impresión el primer día en un trabajo nuevo, o aun de sentirnos seguras a la hora de exponer nuestras ideas en una reunión esencial.

Por eso, pensamos que es importante acertar con tu estilismo de working girl. Y no, no solo hablamos a integrar una americana en un look para hacerlo más formal, hay muchas opciones próximas a las tendencias de esta primavera-verano 2021 que seguramente ahora tienes. Por ejemplo, las botas de goma o las blusas románticas, que ya pertenecen a nuestro fondo de armario atemporal. Por el hecho de que mejor si te sientes como la verdadera protagonista de tu vida (que lo eres). Te desvelamos las siete claves para proceder a la oficina con estilo y no reiterar modelito en todo el año. Toma nota porque son muy sencillas de proseguir.

El traje está muy bien, pero con botas

El traje de chaqueta es el grupo oficial de toda ‘working woman‘, sí, pero puede ser poco entretenido. Por eso, te aconsejamos optar por versiones más entretenidas como esté bicolor. Si además de esto le añades unas botas de goma (las zapatillas están muy vistas), marcarás tendencia entre tus compañeras. El bolso verde es una manera divertida de aportar un punto de color.


El vestido lencero con camiseta

Si buscas una forma ‘casual’ pero arreglada de llevar tus vestidos lenceros y a la noche a la ofi, contamos el truco definitivo: añadir una camiseta –de manga corta, que nos encontramos en verano–. El truco está en combinarla con el vestido o en decantarse por una básica blanca o negra. El próximo paso es calzarte unos botines molones, en tanto que las deportivas pueden quedar demasiado informales.


La americana que sofistica cualquier ‘look’

Lo habíamos anunciado y con este estilismo lo confirmamos: una chaqueta como esta es capaz de hacer que cualquier ‘look’ valga para la oficina. En este caso, el contrapunto de estilo lo aportan los joggers y el crop top, que con unas deportivas blancas rebajan la formalidad americana. Eso sí, transporta el pelo bien peinado para que no parezca que te has puesto una formalidad sobre el pijama.


Los vaqueros con camisas y blusas arregladas

Unos vaqueros son mucho más que válidos para ir al trabajo siempre y cuando se respeten 2 consignas: que no tengan rotos y vayan acompañados de partes de arriba mucho más arregladas. Sí, una tradicional camisa blanca siempre y en todo momento marcha, pero si deseas combinar tus últimas compras, puedes introducir unos pantalones wide leg y optar por una blusa de cuello bobo. Las chanclas quizás no sean lo más correspondiente, pero si añades unas deportivas o unas sandalias lisas, te quedará genial.


Los conjuntos monocromáticos

Un ‘total look’ en blanco o negro es tu mejor comodín, pero si además optas por prendas arregladas, lo vas a clavar. El primer consejo es que escojas un color neutro o de la escala de grises; el segundo, que incorpores una americana o un pantalón de traje (se admiten ambos), y el último, (apúntatelo para el invierno) que el abrigo case en tonalidad. Todo un ‘fashion statement’ si tienes una reunión importante.


Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ultimas Entradas